El arte y el sexo desde la antiguedad

sexo en arte

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha sentido la necesidad de incluir el sexo dentro del arte, como una forma de contemplación y deleite por el  cuerpo humano. Ambas vertientes han ido relacionadas por los siglos. Básicamente cualquier tipo de sociedad ha originado imágenes de tipo porno dentro de sus pinturas y con el paso de los tiempos, utilizando las herramientas tecnológicas que han tenido a mano.

Uno de los temas fundamentales intrínsecos dentro del erotismo del arte es el desnudo femenino como signo de expresión. Os comparto una frase que no puede ser más verdadera y que leí en un libro de divulgación histórica: “En vez de afirmar que el arte erótico  tiene que ver con los deseos sexuales, se podría decir que el arte erótico provoca sentimientos sexuales”.

Durante mucho tiempo este tipo de arte fue censurado en diversos momentos históricos por la iglesia católica, pero con el transcurso de los años se han normalizado. Lo que tenemos que tener en mente es que antaño, era una forma bastante regular de expresión. Incluso algunas de ellas nos podrían resultar a día de hoy grotescas y violentas.

Un ejemplo de ello es esta imagen donde podemos ver al dios Pan teniendo sexo con una cabra: una imagen que ha causado bastante revuelto.

kamasutra sexo

El Kama Sutra, por ejemplo, es un antiquísimo texto hindú que probablemente sea uno de los relatos sexuales pictóricos más famosos que conocemos a día de hoy. Un compendio de textos que nos forman dentro de las diferentes posturas sexuales y cómo tenemos que practicarlas para incidir en un mayor placer para el disfrute de la chica. A veces me entra la intriga de saber cómo reaccionaría la sociedad si la publicación de un texto como este tuviera lugar en el presente.

Con la inclusión de la pornografía, el desnudo femenino y el arte del erotismo se ha convertido en un tema mucho más normalizado. Ahora lo vemos como algo cotidiano gracias a la facilidad que nos proporciona Internet a la hora de acceder a este tipo de contenido.

Obviamente, la mayor parte del contenido que se genera en esta industria no puede clasificarse como arte, pero si buscamos un poco dentro sí podemos encontrar verdaderas obras de calidad dentro de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *